Desde tiempos inmemorables, el arte de los tatuajes nos ha acompañado. Estos rituales de tinta sobre la piel han ocupado una parte importante de la forma en que algunas personas expresan quiénes son: su estilo, el recordatorio de una enseñanza, un homenaje a quien amamos o perdemos y un vínculo con lo que nos protege.

tumblr_noglw2Fgzf1rmfoneo1_1280Touka Voodoo es un artista del tatuaje freehand, es decir, no usa esténciles sino que dibuja con plumones directamente sobre la piel de sus clientes y luego procede a tatuar diseños llenos de detalles que conviven con las formas del cuerpo, resaltando los contornos de los músculos y los huesos, como una armadura de tinta. Touka, quien trabaja en Londres, tiene un look llamativo: lleva pesados aretes y prácticamente todo su cuerpo está tatuado con diseños geométricos, calaveras y marcas rituales. Hay algo más sobre Touka: no se identifica ni como hombre ni como mujer y prefiere llamarse a sí mismx como un ser humano híbrido. (Ocupo la X en lugar de O o A para respetar su identidad neutra).

 

¿Pero cómo? ¿Cómo se puede andar en la vida sin ser ni uno u otro?

 

Captura de pantalla 2015-07-31 a las 2.08.07 a.m.Captura de pantalla 2015-07-31 a las 2.06.33 a.m.

 

 

 

 

 

 

 

Touka es una persona transgénero. Nació con genitales femeninos en 1972 pero nunca se sintió realmente una chica según lo dictan las normas sociales y decidió realizarse una mastectomía bilateral para tener el torso liso de un hombre y ha tomado tratamiento hormonal con testosterona, como lo hacen los hombres trans. Sin embargo, Touka no es un hombre trans porque no se identifica como un ser del todo masculino. Decidió tomar los pasos médicos de una transición para que su cuerpo manifestara mejor su lado masculino y al mismo tiempo, nunca se imaginó tener otros genitales que no fueran con los que nació ni tampoco podría erradicar el lado femenino de su esencia. Por supuesto que todos tenemos cosas en nuestra personalidad o nuestros gustos que identificamos como femeninas y como masculinas, pero en el caso de Touka (y en el de miles de personas en el mundo)  está más allá de sus gustos: es la forma en que ha construido su identidad.

No es tan complejo como suena, todavía no te desesperes. Ahí va un ejemplo con el que puede quedarte más claro.

Captura de pantalla 2015-07-31 a las 2.07.21 a.m. Captura de pantalla 2015-07-31 a las 2.05.58 a.m.

 

 

 

 

 

 

 

Otra cosa interesante de Touka Voodoo es lo que podríamos llamar “un ciudadanx del mundo”. Nació en Suecia, trabaja en Londres y tiene ascendencia persa, turca y africana. Habla inglés, sueco, persa y amhárico (el idioma oficial de Etiopía) y comenta sobre lo difícil que le es formular sus pensamientos en una sola lengua porque cada idioma y cada país en el que ha vivido, ha ampliado su visión del mundo. Ante las limitantes del idioma, ha encontrado que la mejor manera de expresarse son las imágenes y encontró en el tatuaje el lenguaje perfecto para convivir con su entorno y expresar la relación entre lo terrenal y lo divino. En su cuenta de Instagram comenta que cree que la tierra pertenece a todos los seres vivientes y que no siente más amor por un país que por otro. Simplemente, es la Tierra y sus habitantes, más allá de las barreras del idioma o esas rayitas imaginarias que ponemos en los mapamundis. Igual que no existen estas fronteras, para Touka no existe una frontera entre ser hombre y ser mujer.

Creemos que tenemos que estar en el blanco o en el negro, en la A o la Z, en el frío o en calor porque si estamos en medio, no existimos. Nos gusta simplificar las cosas porque son más fáciles de entender así, pero no puede haber nada más falso.

¿Cuántas veces has estado tú en una zona gris?

Cuando no eres ni niño ni adulto porque eres adolescente, cuando no eres ni amigo ni novio porque eres un free, cuando no eres ni joven ni viejo porque tienes sesenta años pero tienes más energía que un veinteañero o tienes diecinueve años pero sientes que has vivido cien años. Todo el tiempo navegamos en zonas intermedias. Eso es lo verdaderamente natural, no hay nada que sea totalmente alfa u omega en esta vida. Lo mismo el género.

Captura de pantalla 2015-07-31 a las 1.19.23 a.m.

“Algunas personas pertenecen a un género. Otras no. Algunas personas pertenecen a un país. Otras no.”

A propósito de la poca representación que existe cotidianamente de estas zonas grises, Touka comenta en su Tumblr: creo que muchas vidas pueden ser salvadas si estuviéramos tan expuestos a las imágenes de los cuerpos híbridos tanto como estamos a cuerpos totalmente masculinos y totalmente femeninos. No es radical hablar de salvar vidas: el porcentaje de personas dentro del paraguas de las identidades trans que intentan suicidarse es exageradamente alto y los índices de discriminación, violencia y asesinatos perpetrados contra gente trans son muy alarmantes. Por supuesto que no tengo nada en contra de ellas, al contrario, pero mientras celebramos a Laverne Cox y a Caitlyn Jenner, hay gente trans muriendo allá afuera. Si nos diéramos cuenta que es perfectamente normal ser una mujer y tener pene, ser un hombre y tener vulva o simplemente ser humano y tener un cuerpo, tal vez nos daríamos cuenta de que es estúpido privar de la vida a alguien por algo así, tan personal.

El trabajo de un artista es tomar lo que viene del mundo y devolverlo transformado en una nueva realidad que, idealmente, repercutirá en los demás. Te rompen el corazón y compones la rola con la que otras personas se sentirán identificadas o contemplas la belleza del cuerpo y la conviertes en sinuosos tatuajes que homenajean las historias de quienes te prestan su piel para dibujar. Más allá de la habilidad freehand de este artista, me he sentido muy conmovido por el recordatorio que son sus declaraciones al pie de selfies y fotos de portafolio: todos somos humanos, cuerpos y espíritus debajo de mismo sol. 

Sigue el trabajo de Touka Voodoo en Tumblr, Instagram y Facebook. También puedes checar el trabajo de Divine Canvas, el estudio que comparte con otros talentosos tatuadores, en su website