Publicidad

La respuesta habría sido obvia quizá hace unos años, antes del boom del calentamiento global y de que llegaran los hipsters con sus bicis vintage y los obsesionados con cuidar su peso. Ambos tienen ventajas y desventajas, pero a veces muchos de nosotros nos debatimos: ¿Qué es más sensual, coche o bici?

Decidir entre coche o bici a veces parece una ciencia, pero no debería ser tan complicado si sabes bien lo que quieres.

Algunas ciudades de hecho han optado por dejar el coche el el garaje (y a veces hasta en la agencia) y sus resultados han sido asombrosos. Quienes hemos ido a Ámsterdam sabemos bien que las calles las transitan bicicletas, y los canales, botes (incluso cuando llueve). Los estacionamientos para motos en Roma a veces son más grandes que los que son para autos. Y cualquier neoyorkino que se jacte de serlo conoce bien las ventajas del metro.

Y claro, la ropa entallada da puntos

Por un lado, la bici te permite mejorar la salud, al grado que los ciclistas nos vuelven locos al recordarnos que contaminamos y que no hemos ido al gym. Salir a andar en bici en grupo (en la ciudad o en la montaña) es una actividad recreativa que poco se compara con meterse a un coche con tres amigos para incorporarse felices al tráfico. Y claro, presumir las piernas es lo que te puede conseguir un teléfono. Desafortunadamente hay muchas ciudades con poca cultura alrededor de la bicicleta. Muchas urbes no respetan a las bicis, no tienen carriles especiales ni semáforos ni reglamentos, y tampoco infraestructura para, por ejemplo, llevar la bici de un punto a otro en un puente peatonal, transportarla en el metro, o estacionarla. También hay que considerar que robar una bici (o una parte de ella) es relativamente más sencillo que un auto.

Ah, y los cascos QUE SE DEBEN USAR arruinan nuestro peinado.

Por otro lado, más allá de la seguridad que un carro ofrece, la comodidad no tiene comparación. Ir sentado con nuestro caramel macchiato venti caliente con un shot extra y leche light descansando en el portavasos mientras llueve afuera es una bendición. Contar con una cajuela es una enorme ventaja para la maleta de la laptop, la del gimnasio y las bolsas del súper, y hasta para irnos de fin de semana con equipaje pesado. Y claro que pasar a recoger a nuestra cita y regresarla en su propio asiento da puntos, sin mencionar que siempre habrá dónde se pueda dar/recibir un blow express. Y ya no digo nada de la impresión que genera un Audi, un Mercedes, un Mini o un BMW al momento de querer ganar la atención de alguien (que podrá parecer superficial, pero tristemente es el mundo en el que vivimos). Sólo cuidado con los tamaños, recuerden que se dice lo opuesto de los hombres con autos muy grandes y los hombres con pies muy grandes.

Relacionada: Corredor profesional sale del clóset.

Peeero también hay desventajas. Quizá la mayor sea la hora pico, claro, acompañada de un fluido lenguaje de señas y vocablo florido por parte de nuestros conductores vecinos. De precios entre coches y bicicletas no voy a hablar, porque obviamente el auto más caro no se puede comparar con la bici más cara. Hay autos y bicis caros y baratos, y claro que hay bicis más caras que algunos autos. Pero de lo que sí quiero hablar es del costo de un coche después de comprarlo. En México al menos, el precio de la gasolina es un tema controversial, los estacionamientos y parquímetros son un lío, dar mantenimiento o reparar el auto puede ser, además de costoso, tardado, hay que pagar tenencia y hasta trámites lentos como la verificación y hasta por la licencia de conducir, y eso si no hay multas de tránsito.

Esta carrera la gana la bici

Conclusión

Mejor tener ambos si la economía lo permite, y de preferencia, usar la bici tanto como sea posible, y dejar el auto para cuando sea necesario. Si no quieres bici, siempre hay patines, patinetas, motos y demás alternativas. Si andan muy apretados de finanzas, piensen que comprar y mantener un coche es caro, y que nadie se ha muerto por usar el transporte público, Uber algunas veces a la semana, o un medio ecológico como la bici. El uso de los autos cada vez genera menos espacio para vivienda y recreación y más para caminos y estacionamientos. ¿Entonces, qué es más sensual, auto o bici? Si alguien no sale contigo por no tener auto, o por no tener un buen auto, el afortunado eres tú, y bueno, aunque un auto puede tener ventajas en una cita, la bici es la que al final te deja las pompis y las piernas torneadas, y creo que tu date va a encontrar eso mucho más sensual.

Y tú ¿qué opinas?