Calma, no tiene que ser así

Hoy en día desde los teléfonos inteligentes, hasta la tecnología wearable está enfocada en ayudar a los usuarios a practicar meditación o los métodos de liberación de estrés que mejor vayan con su estilo de vida

Desde la invención de los teléfonos celulares y con la creciente demanda de la respuesta en tiempo real y el estar disponible 24 x 7 para responder, el estrés se ha convertido en un padecimiento cada vez más común, de ahí que ahora los científicos estén comenzando a buscar maneras de ayudarnos a relajarnos y propiciar nuestro bienestar.

Obviamente la meditación require compromiso para convertirse en un hábito, y no hay una medida standard para ello, de ahí que cada quien tiene que encontrar la forma que más le funcione, por ello aquí les comparto algunas de las opciones:

Meditación On-Demand

Existen docenas de aplicaciones populares para los smartphones, tales como Headspace o Calm, que cuentan con catálogos de diferentes tipos de meditación, programas estructurados y alertas activas. Estas aplicaciones también ofrecen mensajes de constancia y persistencia para incrementar tu constancia y el tiempo que pasas meditando.

Medición de tu respuesta al estrés

El brazalete inteligente WellBe utiliza un sensor óptico para medir las variaciones en el latido del corazón, uno de los indicadores conocidos del nivel de estrés, este sensor mide los intervalos entre latidos, las variaciones entre ellos son lo que indica el nivel de estrés de la persona y el poder medir esto ayudará a controlarlo

Calma constante y sin esfuerzo

Con la práctica regular de la meditación se puede entrenar al cuerpo a copiar reacciones que le ayuden a responder ante situaciones de estrés elevado, y aunque parezca una disciplina difícil de llevar a cabo, también existen tecnologías que nos pueden ayudar a mantenernos enfocados. Por medio de dispositivos adheridos al cuello o la cabeza, se estimulan los nervios para relajarse o energizar al usuario, según el programa que se haya escogido, esta tecnología podría estar disponible muy pronto en el mercado.

La otra solución

Personalmente creo que la tecnología puede ayudar o servir hasta donde el usuario le permita, pero también soy de la idea de que a veces es necesario desconectarse del mundo y meter el cerebro en una pantufla o en agua, y de esa manera conseguir la relajación que estamos buscando.

Las vacaciones son generalmente el mejor remedio contra el estrés que puede existir, pero si no es posible que salgas de viaje tanto como tu cuerpo te lo pide, o que te desconectes de tus obligaciones por largos periodos de tiempo, pues las opciones anteriores pueden funcionar para evitar que te sientas desgastado por el estrés.

Todo eso, una buena sesión de sexo y un drink podrán mantenerte de buen humor y relajado hasta que llegue la hora de tu próximo viaje, ¿no?

Nos leemos la próxima.