¿Soy sólo yo o este verano viene más cálido que nunca? Ya muchos estamos de vacaciones, planeando viajes y aplicándonos en el gimnasio para triunfar en la playa. Pero claro que un elemento esencial es lo que nos vamos a poner, porque ya hay que donar esos shorts viejos a los más necesitados. Es así como hoy les traemos la guía de estilo para este verano a prueba de errores.

No sé cómo vaya el calorcito en sus ciudades, pero en la #CDMX nos sentimos en la cocina del infierno. Claro, no por eso dejamos de vernos bien. Con esta guía de estilo, su amor de verano está a la vuelta de la esquina.

Mezclilla con efecto ombré

Empecemos con lo gráfico. Básico, el Color Block de la temporada es el rosa (no muy brillante, más bien palo de rosa o pastel), el amarillo, el negro (estratégicamente ubicado, no de pies a cabeza, y con materiales frescos como el algodón), y el blanco TOTAL (pero para no parecer estudiantes de medicina, jueguen con texturas y accesorios). Otros sólidos muy trendy son los pardos (sobre todo el beige) y el PLATEADO. La mezclilla nunca decepciona, pero no somos obreros. Divirtámonos con jeans muy rotos, parchados, manchados y deslavados. ¿Y los estilos clásicos? No nos olvidemos de los estampados tropicales (piñas, palmeras, flamencos y flores) y militares, los polka dots (todavía) y las rayas.

¿Te late el estilo naval?

Los accesorios son esos detalles que muchas veces nos vuelven locos. A algunos de nosotros nos atrae mucho más un extra estratégico que un logotipo de una marca “exclusiva” que tape la mitad del pecho. Además, a la hora de los arrumacos, son los accesorios los que se ven a veces más sensuales, porque son ellos los que no siempre se tienen que ir. Sombreros o gorras, carteras, lentes de sol, PINS, anillos, tags, ID holders, bandanas, brazaletes, collares y cinturones (de correas o cordones trenzados, o bien con una hebilla atrevida) deben resaltar, no combinar. Diviértanse con estilos tribales, campiranos o leather (mucho cuidado con el cuero, cuando hace calor es un pecado traer una chamarra, pero una pulsera naval bonita nos puede dar un gran extra).

Y hablando de detalles, éstos son justamente los que pueden hacer divertido nuestro look. Solamente porque usemos pantalones blancos, una camisa negra y una chamarra gris, no significa que pops de color neón o pastel estén prohibidos en las agujetas o las suelas de nuestro calzado, nuestros bolsos, los armazones de nuestros lentes de sol, nuestros audífonos, nuestros tirantes o nuestros relojes… vaya, hasta las costuras o los forros de la ropa.

Brogues divertidos

Relacionada: Top 30: fashionistas homosensuales.

Los zapatos con  más importantes de lo que a veces creemos. Al ser los que nos separan del piso, invertir en un buen par (o unos cuantos) es indiscutible. Y no basta con eso, siempre hay que traerlos limpios, y deben ser cómodos, sobre todo porque los calcetines se quedan cada vez más en el cajón. ¿Mi recomendación? 1: Sandalias/flats/huaraches (y pedicura por favor), 2: Brogues, 3: Loafers-Slippers.

Y en cuanto a nuestro cuerpo, no es noticia que el estilo scruff (pero no desaliñado) sigue más fuerte que nunca. Las barbas, el cabello relajado y el vello nos invaden, pero hay que saber lucirlos. Las barberías ya empiezan a proliferar, así que los afortunados con buen vello facial deben ir a darle forma, a pedir tips para darle mantenimiento en casa, y a surtirse de productos para tener una barba suave y una piel sana debajo de ella.

Comb Over

Lo mismo va para el cabello. Además de pedirle recomendaciones a nuestro estilista de los mejores cortes para nuestra estructura ósea y los mejores productos para cuidar el cabello, algunos a veces olvidan que le deben preguntar cómo peinarse (para que siempre parezcamos recién salidos de la estética) y también que, aunque no necesitemos un corte, la parte de atrás de nuestro cuello necesita atención constante y debemos deshacernos periódicamente del vello que baja de más (algo con lo que un amigo nos puede ayudar en casa simplemente con un rastrillo). ¿Los mejores cortes? Fade, Undercut, Pompadour, Comb Over, Faux Hawk, Slick Black, Fringe, Quiff  y Brushed Up (los últimos dos son ideales también para cabello rizado) #NoMoreManbun

Para lucir EL corte de la temporada en trajes de baño, square, el vello no se debe ir, pero debe verse impecable

El vello es un tema delicado, porque aunque a muchos nos encanta el estilo lumbersexual, tampoco se trata de parecer Hagrid en la playa. Cuando es demasiado, el vello del pecho y de las piernas siempre se puede rebajar. El de las axilas a algunos les gusta y a otros no, pero lo que siempre pasa es que cuando hay bastante, más que una cuestión de vista es de olfato. Rebajarlo un poco puede ayudarte a oler mejor. Y bueno, los osos muy peludos quizá quieran considerar afeitarse o rasurarse los hombros y la espalda (hasta la espalda bien baja), porque los trajes de baño no perdonan #sorry. Ya lo que hagan con el vello abajo del traje de baño es cosa de cada quién.

¿Otras recomendaciones? No le tengan miedo a enseñar las piernas y atrévanse más a usar shorts (no muy flojos y que de preferencia lleguen a media rodilla) y hoodies, y sólo por curiosidad, cuando vayan de compras, pruébense algo que jamás usarían y pregúntenle a un amigo cómo se les ve, nunca saben cuándo encontrarán un nuevo estilo. Lo más importante es sentirse fresco, por eso los cortes cómodos son vitales.

Aunque claro que hay que presumir los avances en el gimnasio, eso no significa que en la playa la poca ropa que nos tape puede ser cualquiera. Busca en Pinterest el estilo que más vaya con tu personalidad. Puede ser urbano, hipster o business casual. Nos vemos en la pool party con el mejor estilo, y no olviden el bloqueador solar y perfumarse.