En un nuevo cómic navideño, se ha revelado que Lena “Tracer” Oxton se encuentra en una relación con otra mujer, haciéndola el primer personaje LGBT+ en el universo de Overwatch. 

Desde antes de que Overwatch se estrenara en 2015, los desarrolladores de éste mismo habían asegurado que ya se tenía planeado que alguno de los personajes del videojuego fuera parte de la comunidad LGBT+. Sin embargo, casi un año había pasado de que su lanzamiento fuera anunciado y aún no se sabía nada sobre la adición de un personaje LGBT+ a este videojuego, algo que una seguidora de éste hizo notar en la BlizzCon de este año. Ella preguntó al equipo de Overwatch durante una sesión de preguntas y respuestas si ya se habían olvidado de su promesa de hacer del universo de Overwatch uno más diverso e incluyente.

Michael Chu, el principal guionista de Overwatch, contestó que esa promesa no estaba olvidada, y que “definitivamente existen héroes LGBT, múltiples héroes, es una decisión que tomamos cuando estábamos desarrollando estos personajes”, a lo que añadió que los fans de Overwatch podrían estar esperando “pronto, no el pronto de Blizzard, sino pronto de verdad” que se revelara el primer personaje LGBT+ de este universo. Este anuncio hizo que muchos fans se preguntaran si realmente aparecería un personaje LGBT+ o si sólo eran promesas falsas del equipo de Overwatch. Pero, aún más importante fue la pregunta de cómo, en caso de que verdaderamente lo llegaran a hacer, es que introducirían la orientación sexual de este personaje LGBT+ de una manera natural, sin caer en estereotipos o hacer de ella la característica más importante del personaje.

Lena "Tracer" Oxton compartiendo un beso con su pareja, Emily, en el nuevo cómic "Reflections"
Lena “Tracer” Oxton compartiendo un beso con su pareja, Emily, en “Reflections”

La respuesta llegó el pasado 21 de diciembre, cuando en el sitio oficial de Overwatch se publicó el cómic con temática navideña “Reflections“. El cómic muestra la pequeña aventura que Tracer tiene en Londres mientras corre por las calles de Londres, preocupada de no poder conseguir un regalo para alguien. Cuando regresa a su casa de esta (aparentemente fallida) búsqueda es cuando nos damos cuenta que el regalo que estaba buscando era para su pareja, quien resulta ser una mujer.

“Como en la vida real, tener diversidad en nuestros personajes y sus identidades y contextos ayuda a crear un  universo ficticio más rico y profundo. Desde el inicio quisimos que el universo de Overwatch fuera uno inclusivo y que reflejara la diversidad e nuestros jugadores alrededor del mundo. Como con todos los aspectos del contexto de nuestros personajes, la sexualidad es tan sólo uno de los elementos que hacen a los héroes quienes son. Desde que comenzamos a trabajar con la historia de Tracer se sintió como algo correcto hacer de esto un aspecto de su personaje”.

Dijo el equipo de Overwatch.

Siendo Overwatch un shooter, o videojuego de disparos, en primera persona que se basa en las batallas entre equipos, no hay mucho espacio, y tampoco la necesidad, de que dentro del mismo juego se puedan conocer las historias de cada uno de los personajes. Es por eso que los cómics de Overwatch han sido un complemento fundamental para este universo.

Tracer es la cara más importante de Overwatch, aparece incluso como carátula del videojuego
Lena “Tracer” Oxton es una de las cara más importante de Overwatch, incluso es quien aparece como portada del videojuego, y ahora también es representante de la comunidad LGBT+

Dentro de los cómics podemos aprender detalles como el hecho de que Symmetra sea autista, cosa que si bien no afecta ninguna de las características del personaje dentro del videojuego, sí ayuda a darle profundidad tanto al personaje como al universo en el que vive. Y mucho más importante, ayuda a que cada vez más personas puedan sentirse representadas en este universo como lo que son: personas, que pueden tener alguna característica que los hace “diferentes” a los demás y que es parte de ellos, pero que ciertamente no es lo más importante.

Y ya que Tracer ha sido la principal cara de Overwatch desde que su lanzamiento fue anunciado, esta “revelación” sobre la relación lésbica que mantiene puede no sólo considerarse como una victoria para la visibilización y representación de la comunidad LGBT+, sino también una muestra de que los personajes LGBT+ pueden ser protagonistas de cualquier universo, y pueden ser la cara de cualquier videojuego, película, cómic, etc., sin que su sexualidad afecte en absoluto la buena o la mala calidad y construcción de éstos.

Y tú ¿qué opinas?