Pues estás aquí, joven, soltero, curioso y caliente, con tu smartphone y con ganas de conocer gente diferente a tus grupos de amigos, gente con la que puedas ligar y vivir otro tipo de experiencias que no necesariamente son sexo express, pero tampoco lo dejamos fuera de discusión, ¿no?

Entonces decides que una aplicación es una buena plataforma para conocer gente con gustos afines a los tuyos y entras a la tienda de aplicaciones de tu teléfono, solo para darte cuenta de que hay un montón, algunos que quizás conocías, pero otras que no tenías idea de que estaban disponibles.

Por eso ahora te daré una pequeña guía sobre las personalidades de estas aplicaciones, seguro después de probarlas estarás de acuerdo conmigo:

smartphones_minJack’D: Esta es una app de las más amigables que encontré, para empezar tienes servicios adicionales gratuitos, lo cual casi ninguna ofrece (Las otras TODO te quieren cobrar). Es decir, puedes ver las fotos en tamaño grande de los perfiles que están cerca de ti, puedes poner favoritos, enviar mensajes o guiños y hasta tiene una función de “me gusta/ no me gusta” para que puedas ir haciendo una búsqueda más definida del hombre que quieres. Si fuera un antro, sería como un cool place en donde sirven cocktelería, tragos largos, cervezas y vinos a discreción, un lugar con mucha personalidad y céntrico, por lo que podrás encontrar de todo, pero en su mayoría jóvenes y seguro muchos curiosos como tú.

Grindr: Era, sí –ERA– una de las más populares, hoy en día ya no lo es tanto, pero ¿por qué? Pues muy fácil, entrar a esta app es como ir al antro gay fresa, elitista y en donde todos traen la sonrisa No. 53, el pelo engomado y el outfit perfectamente coordinado (así como muy 2008), obviamente están muy ocupados posando y viéndose “bonitos”, como para interesarse por algo más. Es raro que ligues, a menos que seas modelo, pero la mayoría no pela, y si te toca la suerte de que te contesten, a la mera hora es mucho ruido y pocas nueces, a veces muy pocas. Por si fuera poco, el chat falla cada rato y la app a veces ni te enseña los mensajes… he ido cayendo de mal en peor…¡Ah, y si buscabas un activo, pues mejor cámbiate de app… oops! ¡YA! ¡Bórrala!

Manhunt: Aquí la variedad es mayor, encuentras gente de todos lados, de todos los niveles y de todos los gustos, es mucho más diversa y tiene la ventaja de que puedes usarla en tu celular o tu laptop, si fuera un antro, sería un bar versátil en donde puedes ir a comer o cenar, o bien puedes pasártela noche completa con tus amigos o pareja, un lugar alivianado y sin falsas pretensiones. El ligue está a todo, aquí los que entran si le entran, por arriba, abajo y en medio… ¡Ñam!

Scuff: Aquí los hombres son más maduros, en edad y mente, algunos demasiado maduros, pero eso es cuestión de gustos; Entrar en esta app se siente como ir a un bar de osos y/o leather en donde huele a testosterona y, al parecer, todos se conocen entre sí, lo cual puede ser una ventaja o desventaja. La mayoría de los que te saludan podrían ser tu papá o tu tío… eewww, nadie está tan desesperado, ¿verdad?

Existen algunas otras, pero creo que las que vale la pena mencionar son estas, son las más importantes, yo considero. Ahora algunos también usan las redes sociales como aplicaciones de ligue, porque uno es muy versátil y puede buscar las oportunidades en todos lados, ¿no?

Así que Facebook, Twitter e Instagram también pueden ser lugares para “conocer gente nueva” o andar con la moral distraída, dirían algunos. Eso sí, aquí hay que ser un poco más precavidos, no quieres que tu mamá y/o tus tías, quienes seguro te stalkean en Facebook, vean que le andas “dando muchos likes” a las fotos de fulanito que ellas ni conocen y algo por el estilo.

¡Siempre!
¡Siempre!

Algo más, y nunca me voy a cansar de repertirlo, haz todo lo que tengas ganas, sube, baja, entra, sal, diviértete, pero siempre cuídate, ya sea que lo hagas con conocidos o con desconocidos, siempre, siempre, siempre cuídate, eso es lo que te va a permitir disfrutar al 100% de la vida, porque estando sano tienes la vida por delante, no te la compliques, no vale la pena. Y obvio cuéntame cómo te va de ligues, y si me ves en alguna app, saluda, que no muerdo, a menos que tú quieras.

Hasta la próxima.

Y tú ¿qué opinas?