BELCHATOW POLAND - MAY 02 2013: Modern white keyboard with colored social network buttons.

Desde divas hasta puristas, todos somos diferentes…

Publicidad

awesome-facebook-cover-photos-1En alguna ocasión hemos hablado que Internet, y en específico las redes sociales, nos dan la oportunidad de moldear nuestra personalidad digital, es decir, quiénes somos en nuestros perfiles, cómo nos comportamos y hasta quiénes son nuestros amigos.

En la mayoría de los casos nuestra personalidad física la transportamos al mundo digital y somos “la misma persona” en vivo que en redes sociales. Sin embargo, algunos decidimos divertirnos un poco más y adoptamos una personalidad distinta según la red en la que estamos. Ojo, no me refiero  a perfiles falsos para stalkear al que me gusta o trolear a los que me caen mal, yo hablo de la misma persona, pero acentuando diferentes rasgos de su personalidad dependiendo el lugar.

Ok, me daré a entender con un caso práctico… hablemos de Ángel, un chico gay de 23 años que vive con sus papás en la CDMX y, como todos los jóvenes, es un usuario activo de las redes sociales. Ángel tiene en su Facebook a todos sus amigos, familiares y por ahí a uno que otro desconocido guapo que decidió aceptar en un momento de debilidad al ver su foto de perfil -Ufff-… #TodosSomosAngel no lo nieguen. Sus publicaciones en esta popular red social son divertidas, sube algunas fotos de su día a día, viajes, salidas con amigos, etc; comparte videos y memes graciosos, pero todo en un tono moderado y recatado. Al fin ahí su tía Cony, sus primos y sus papás le dan like a todo lo que Ángel postea y tiene prefiere autocensurase un poco, no pasa nada.

tumblr_static_tumblr_static_filename_640La historia en Twitter es diferente. Aparte de seguir cuentas informativas y de interés, también sigue a uno que otro sextuitero que le parece muy guapos y de repente sube alguna imagen más provocativa de lo que lo haría en Facebook, pues aquí ni su tía Cony ni sus papás lo siguen y por lo mismo no ven lo que publica. Como todos, también usa esta red social para quejarse del mal servicio del que pudo ser víctima en algún restaurante, hotel o cualquier otro centro de consumo. Sus tuits son más bien analíticos, directos y hasta provocadores, aquí se olvida un poco de lo divertido para ser más cuestionador.

Claro que también usa Instagram, una red que se puede prestar más al flirteo visual. Aparte de seguir a sus amigos, algunas cuentas de moda y de viajes, aquí sigue a todos los guapos que puede, esos que suben fotos en poca o nada de ropa, dejando muy poco a la imaginación, porque si no dejan nada les bloquean la cuenta. Además sus publicaciones son mucho más que su comida o la variedad de Starbucks que se va a tomar hoy. Ángel sube fotos de todo lo que le gusta, incluyendo esas tomas provocativas que seguro le significarán una avalancha de likes y algunos seguidores más. Al final del día esos músculos son bastante presumibles, ¿no?

Como todo buen milennial, Ángel también tiene su cuenta de SnapChat, en donde, aparte de usar los filtros en sus fotos y videos, comparte momentos, no siempre relevantes, que pasan día con día. Pero aquí Ángel decidió que no necesariamente seguiría a sus amigos, así que comenzó a buscar usuarios que tuvieran gustos en común con él, desde actores y cantantes famosos, hasta deportistas, viajeros y artistas que hacen publicaciones interesantes y divertidas; y que aunque no se conozcan físicamente, pueden entablar una relación digital a través de esta red.

rs_595x595-160204120742-Screen_Shot_2016-02-04_at_17.04.19No podemos olvidarnos del Tumblr, este lugar entre oscuro y retórico en el que se conjuntan una serie de perfiles muy diversos con temas específicos o misceláneos, pero que gracias a la libertad que los usuarios tienen en cuestiones de censura, es un rincón en el que viven muchos perfiles dedicados a la belleza anatómica de hombres y mujeres en su expresión más natural. Es decir, hay muchos blogs de desnudos, sexo y pornografía, y que la mayoría (aunque algunos no lo acepten), tenemos una cuenta aunque sea para ver y no para publicar. Pues aquí Ángel explora su personalidad más sexosa, subiendo fotografías de él mismo desnudo, sin dejar nada a la imaginación. Igualmente sigue blogs e interactúa con otros que, como él, sin ser profesionales en fotografía o modelaje, gustan de explorar estas actividades de manera amateur.

Todo esto sin contar, obviamente, su personalidad en las redes de ligue, pero esa es una historia diferente.

¿Te identificas o estoy loco? Platícame si te pasa igual, mándame tus comentarios al respecto y podemos platicar. Nos leemos la próxima.

XOXO

Y tú ¿qué opinas?