Evil man hides behind the black board and observes

Todos tenemos o somos uno…

Publicidad

Típico que estás muy tranquilo viendo tus redes sociales, leyendo profundos pensamientos en Twitter, historias interesantes en Facebook, o bien viendo fotos y videos de paisajes y aventuras en Instagram o Snapchat, y de repente se manifiesta, llega un mensaje privado, chat o similar de alguien que no conoces, simple y sencillamente “Hola”…

Tú, como sabes que te debes a tu público, o followers en este caso, le contestas un inofensivo “Hola, ¿Cómo estás?” y posteriormente te metes a su o sus perfiles a ver quién es, si es guapo, si tienen amigos en común, o bien ¿Cómo dio contigo?, pero cuando menos te das cuenta, ya llevas un rato platicando con él, y las preguntas siguen llegando, ¿Qué te gusta?, ¿Cómo eres?, ¿Tienes novio?, etc…

¡Felicidades, tu tienes un stalker…!

Tampoco hay que entrar en pánico, no quiero decir que te estén persiguiendo o tratando de lastimar, únicamente que hay alguien allá afuera al que le gustas y quiere saber más de ti, pero muchas veces no se acerca de la forma adecuada y/o termina siendo muy intenso.

¿Cómo identificarlo?

Después de este primer encuentro, comienzas a notar cada vez más su presencia en tus redes, comienza con algunos likes, después algunos comments halagadores para tus posts, cada vez más y más frecuentes, por supuesto comienza a enviar chats diario, a todas horas quiere saber qué estás haciendo, pero todo sigue siendo, hasta cierto punto, cordial, de repente le contestas, él te contesta en segundos, de repente le das un like, él le da like a TODO lo que posteas, y así comienza la dinámica.

Si te va bien, esa será la misma dinámica por un tiempo, hasta que se encuentre a alguien más a quien stalkear, pero también hay otros casos en que la dinámica evoluciona, comienza a demandar tu atención, mágicamente cada vez que estás en línea, el también y te saluda esperando que tengan una larga y emotiva conversación, y si no respondes, manda más mensajes hasta que logra que le mandes algo tú, ya tampoco se confirma con dar likes en tus publicaciones, ahora comenta y opina sobre los comentarios de otros, ¡En TU timeline!

¿Cómo me deshago de él?

Lo primero es simplemente dejar de responder a sus mensajes, no necesitas más, pues si le contestas, aunque sea enojado o para pedirle que deje de molestarte, es muy posible que lo interprete como que en realidad no quieres que te deje de escribir, porque la mente humana es así, escucha, piensa e interpreta lo que le da la gana.

Si ignorarlo no funciona, puedes hablar con el o ella y explicarle que no estás interesado en una relación de esa naturaleza, que prefieres que se mantengan como amigos o bien que necesitas que te de tu espacio y ya le buscarás cuando creas que es buen momento.

¿Y si eso no funciona?

Ya si tienes que llegar al extremo, pues bloquéalo de todas las redes sociales, eso además de ser muy contundente, hoy en día parece ser más efectivo que incluso una plática frente a frente, sin mencionar que ya no tendrá modo de contactarte y poco a poco perderá el interés o captará el mensaje, aun no estoy seguro de lo que sucede primero.

También platicarlo con algún amigo o pide ayuda…

Bueno, pero también existen otro tipo de stalkers, que si bien no son tan invasivos, si llegan a ser molestos, me refiero a aquellos que envían solicitudes de amistad sin conocerte o que te demandan que les envíes fotos picositas o ¡hasta videos! De esos hay por todo Internet y la solución es la misma, bloquearlo y no saber más de él o ella, por más bueno o buena que esté, muchas veces estos perfiles usan fotos falsas para llamar tu atención y luego ya se presentan como son, así que no te dejes engañar por la portada.

En resumen, tener un stalker puede ser un ego boost, pero aguas con dejarlos llegar muy lejos, así desde lejos en el público, ahí están bien, ¿no? Nunca está de más permanecer seguro y poder seguir gozando de la libertad de postear libremente en tus redes sociales.

Acuérdate que si se convierte en un problema, puedes reportar su perfil, todas las redes sociales tienen departamentos especializados en cuidar la sana convivencia entre usuarios y harán lo que esté a su alcance para ayudarte.

Navega seguro, nos leemos la próxima

Y tú ¿qué opinas?