Porque se vale ser fabuloso en el trabajo también

Publicidad

Algunos de ustedes ya pertenecen a este folklórico grupo de los Godinez, y muchos otros van para allá, pues son menos los afortunados que no entrarán a formar parte de esta cultura de la vida profesional, pues seguramente serán artistas o independientes en su ramo, con las ventajas y desventajas que ello implica.

Pero lo que nos interesa ahora, o me interesa pues, es hablar un poco acerca del mundo Godinez y cómo hacer no solo para sobrevivir, sino para encajar en él y disfrutar un poco más nuestro trabajo, por ello me atrevo a darte algunos consejos que te pueden ayudar a lograrlo:

1.- Olvida un poco las plumas

¿A qué me refiero? Pues a que, generalmente, el ambiente en una oficina es un poco más serio que en las reuniones con tus amigos o que en la escuela y uno tiene que saber comportarse. Ojo, no digo que no seas tú, pero uno siempre le puede bajar dos rayitas al volumen y la efusividad con la que se conduce, especialmente en áreas comunes o si los espacios de trabajo son abiertos.

2.- Acuérdate que “un mundo nos vigila”

Y en todas las empresas los equipos de cómputo y/o teléfonos celulares están siendo monitoreados en todo momento, por lo que no es recomendable que entres a sitios con contenidos NSFW y/o aplicaciones de ligue o similares; para eso te recomiendo que, en la medida de lo posible tengas tu propia línea y así evites el uso personal de la del trabajo.

3.- Sobre la misma línea tecnológica

Yo evitaría, también en la medida de lo posible, entrar a las aplicaciones de ligue mientras estás en la oficina, pues puede que te topes con sorpresas que están a 0.5 metros de ti y que tu ni idea, además quizás te puedas involucrar en situaciones incómodas y ¿Cómo para qué?, ¿no?

4.- No te dejes

En algunos lugares todavía trabaja gente de mente cerrada que no “acepta” o le hace la vida imposible a los que no son Godinez de pantalón café, camisa manchada (y una talla más grande), zapatos como de escuela secundaria técnica e ideas de 1920, pero eso no les da derecho a discriminar a nadie, así que, si sufres por algún personaje similar a este, se vale usar los canales adecuados que la empresa haya designado para subir una queja o reportar el abuso.

5.- Fluye

Disfruta, se feliz, todo eso se refleja en tu trabajo y al final del día, eso es por lo que diariamente te paras en la oficina para trabajar, no para cumplir las expectativas de nadie más que las tuyas y las de tu jefe, obvio, pero se trata más de hacer lo que te gusta y te apasiona, además de ganar dinero haciéndolo, si lo piensas, no está nada mal. Además casi todos encontramos [email protected] mejor [email protected] en la oficina, ya sabes, con el que puedes chismear a gusto.

6.- Aguas con los guapos

¡No lo hagas!

Seguramente hay muchos más consejos que podría darte, pero ahora solo se me ocurre cerrar con uno importante, y es que trates, y digo trates, porque al final es el lugar donde más tiempo pasas y somos humanos, tenemos sentimientos, necesidades y emociones, pero evitar enamorarte de alguien en tu trabajo te va a hacer la vida, ahí y afuera, mucho más sencilla, aparte de que también es mucho más sano poder hablar con alguien acerca de tu día sin que se saturen de la misma información uno al otro, ¿no? ¡Pero ese es tema de un artículo completo!

En fin, espero que con estos consejos tu vida laboral-godin sea un poco mejor, o por lo menos la disfrutes más, pues es muy probable que sea una larga y exitosa travesía.

Nos leemos la próxima

Y tú ¿qué opinas?

Compartir
Artículo anterior¿Unidad en el Movimiento LGBTI?
Artículo siguienteEl Autobús transfóbico llegará a México
PR de oficio, geek por gusto y viajero por afición, estudié la licenciatura en Comunicación en la Universidad del Valle de México y desde entonces, 15 años ya, me he enfocado en el campo de la comunicación y relaciones públicas, pues son mi pasión y es lo que mejor se hacer. Como PR me ha tocado colaborar para todo tipo de empresas, he “vendido” comida rápida, sitios web, abarrotes, motocicletas, hotelería, cereales y, recientemente, tecnología, que la verdad ha sido una de las que más me han gustado. Escribir se me da bastante, pero por favor avísenme si me extiendo demasiado.