Hace más de tres décadas el alemán Patrick Süskind sorprendió al mundo de la literatura contemporánea con la novela «Das Parfüm, die Geschichte eines Mörders»; no mucho tiempo después sería traducida a más de cuarenta idiomas y nosotros en español la conoceríamos como: «El Perfume: Historia de un asesino».

424df023117bdb4c178fb9130d6d8b08
Süskind

«El Perfume» fue apenas la segunda obra profesional de Süskind, solo tras «El Contrabajo» que es una pieza teatral de éxito muy considerable aún hoy en día. Patrick es hermético en su vida, poco se sabe de él y escasas son las entrevistas que ha concedido; inclusive ha llegado a rechazar varios galardones por no estar presente. Por fragmentos en los que se ha dejado vislumbrar o ha concedido palabras, sabemos que posee un carácter fuerte, palabras directas y un gusto por el whisky. De alguna manera se puede saber mucho de él analizando sus obras, la mayoría de ellas hablan de individuos anacoretas o parias.

La novela cuenta una historia sobre la pasión y el arte. Los efímeros terrenos de los aromas son desentrañados y expuestos ante el lector, que ayudado de las más exquisitas descripciones, que rayan en lo poético por la mano de Süskind, no tiene más remedio que rendirse y dejarse extraviar en la lectura.

Relacionada: Reseña de Will Grayson, Will Grayson.

Nos localizamos en la Francia del siglo XVIII, en un contexto que se hundía en la inmundicia, donde la pobreza asaltaba las calles y por tanto cada habitante era una peste andante. Es en París, la cumbre de la bascosidad, donde toma lugar el desafortunado nacimiento de Jean-Baptiste Grenouille, nuestro protagonista, el quinto hijo de una pescadera quien con la intención de dejarlo morir lo abandonó recién nacido y a su suerte bajo su puesto, la madre es descubierta, condenada y ejecutada por sus actos. Grenouille, que sobrevivió, es enviado de nodriza en nodriza para su crianza; sin embargo termina en un orfanato, siempre infundiendo una sensación estacionada entre el temor y la repugnancia en la gente que le rodeaba.

9788432228728
A nivel mundial la novela se ilustró con la pintura «Jupiter y Antiope» de Watteau en la portada, con excepción de EUA donde se censuró debido a que se ilustraba un pezón

Creciendo en el orfanato, Grenouille aprende a descubrir el mundo a través del olfato lo cual le excluye aún más del resto de los niños, descubre además que ese don, el de oler de forma tan particular, es único. A los ocho años es vendido a un curtidor de pieles, ahí permanece muchos años, trabajando como esclavo, enfermando y sanando. Con el tiempo su amo le deja empezar a salir a las calles de París donde su nariz se da festines inigualables de esencias, fragancias y hedores que captura como quien descubre tesoros, los olores «agradables» y los «desagradables», todos y cada uno los captura por igual. En una de sus salidas, Grenouille es cautivado por la más sublime de las fragancias que haya conocido, la descubre entre una multitud de gente que concurría las calles, rápidamente él rastra la esencia hasta dar con la causante de dicho aroma, se trataba de una joven que vendía ciruelas. Ávido, vivaz y con el olfato excitado la empieza a seguir, la observa y la acecha con tanta intensidad que cuando ella le descubre, él en un frenesí y éxtasis se arrebata a sus instintos y termina por asfixiarla, y con la vida que abandona su cuerpo se va también la fragancia de la joven, no hay manera que Grenouille pueda recuperar la esencia ya marchita del cadáver. La más cruel de las desesperaciones impacta su mente y en medio de tan lacerante duelo, Grenouille lo decide: se convertirá en el perfumista más grande de todos los tiempos y de todos los lugares, conseguirá poseer el aroma que la joven poseía y con él, hará de sus obras el más espectacular perfume jamás creado.

«El Perfume» es una historia fascinante y cautivadora, uno se ve aprendiendo los principios perfumistas y las tradiciones que les convergen. Grenouille es un personaje sugestivo en sí mismo, es la pura expresión de la pasión y vehemencia desmedida, es casi como una bestia cazando, él remplazó cada ápice de su humanidad por una entrega total a su arte.

«Uno de los hombres más geniales y abominables de su época» es como lo describe el autor en las primeras líneas.

tumblr_mhuio4Dh241s5po8xo2_500La búsqueda del perfume perfecto lleva a Grenouille a aprender de las mecas perfumistas de Francia, desde la terrible París, hasta los adentros de las murallas de Grasse, desde el artesano italiano hasta la factoría que procesa toneladas de «narcóticos narcisos». Sobresale por lo preciso y bien estudiado de su contexto histórico, geográfico y social y, en lo personal, por su tono lúgubre y exótico, la falta de sentimientos y la sobra de sensaciones… Sensaciones, eso es lo que este libro ofrece, a través de descripciones tan elegante y placenteramente construidas que es casi como estar percibiendo los aromas del abrumador pachulí, de las rosas bermejas y de la lavanda en apogeo.

tumblr_nb68ojFzDl1s16e2zo2_r1_250Es un libro particularmente recomendable, especialmente para adultos jóvenes y jóvenes contemporáneos, si sabes lo que es sufrir de tener un alma artística este libro también es para ti. Igualmente, si como yo, no eres muy asiduo a leer historias de amor, esto es pura pasión… visceral y bruta pasión.

P.S. Hay una adaptación cinematográfica de «El Perfume» hecho en 2006, dirigida por Tom Tykwer y protagonizada por Ben Whishaw; hay que decir que la película es buena y su banda sonora es oro puro. Sin embargo la lectura contiene detalles muy particulares y fascinantes que fueron omitidos en la película, además de que el encanto de la lectura eleva la experiencia de historia de bella a sublime.

Puntuación: 9

Canción para leerlo: «The Crowd Embrace» de T. Tykwer, R. Heil y J. Klimek

Sobresale por: Descripciones, ritmo y un final glorioso.

Momentos Homosensuales: No

«Hay en el perfume una fuerza de persuasión más fuerte que las palabras, el destello de las miradas, los sentimientos y la voluntad. La fuerza de persuasión del perfume no se puede contrarrestar, nos invade como el aire invade nuestros pulmones, nos llena, nos satura, no existe ningún remedio contra él.»

Y tú ¿qué opinas?