“Más que aprender a mentir, los gays aprendemos  a sobrevivir  en un mundo al que todavía le sigue costando aceptar a los diferentes. Para evitar el rechazo, la burla, la expulsión o el despido, creamos una realidad alterna que no incomode y que se ajuste a lo que se espera de nosotros…”

Daniel OlmosRelatos visibles para mitómanos valientes (2016).

Contar una historia no es sencillo. Sobre todo para nosotros que tenemos que matizar la realidad algunas veces para no hacerle daño a alguien, o con tal de no exponernos. Y por ello estoy de acuerdo con Daniel Olmos; los homosexuales mentimos a menudo. Aprendemos desde muy pequeños a crear una realidad alternativa para refugiarnos del mundo y a veces hasta de nosotros mismos. Bien dice el prólogo de esta recopilación de relatos, en un mundo que todavía no acepta al que “es diferente”, a veces no hay alternativa. No se trata de esconderse, tal como les menciono, a veces la mentira puede funcionar como un escudo.

Daniel Olmos nació en CDMX el 22 de octubre de 1975. Es editor, teólogo y tanatólogo.

Daniel Olmos es el autor de este libro que consta de 21 relatos cortos. Con historias de amor, historias de supervivencia, de amigos, de familiares, de personas LGBTI+ y personas que han tenido la fortuna de conocer a alguien de los nuestros (aunque lo vean más como una desgracia). Y simplemente deben leerlo, recomendarlo e inclusive regalarlo.

Aunque honestamente prefiero la novela y la poesía en cuanto a géneros literarios se refiere, admiro a quien escribe relatos porque existe un reto muy simple en ellos: el mensaje del relato debe ser poderoso y la historia debe atraparte en muy pocos párrafos. Y los relatos de estos mitómanos, lo cumplen a la perfección. Además de que tiene una variedad de temáticas, cada relato cumple con un propósito muy simple, encaminar al lector a desenmarañar una mentira y convertirla en una lección.

Aunque bien podría llamarse “Manual práctico para el mitómano valiente”, me encanta que el autor haya elegido la palabra “visible” para agregarla al título. Desde las primeras marchas LGBTI+ que se realizaron en la historia hasta las reformas a las leyes que permiten que dos hombres o dos mujeres se casen y que una persona transexual pueda elegir el nombre con el que verdaderamente se identifica, el hecho de salir y enfrentar el mundo, de dejar de refugiarnos en el clóset ha conseguido que muchas personas dejen de bajar la mirada cuando nos ven de la mano juntos por la calle. Ha normalizado, por decirlo de alguna manera, el hecho de ser gay. Y aunque aún falta mucho, son precisamente este tipo de expresiones las que nos seguirán ayudando a que más personas dejen las tinieblas y se vuelvan visibles.

Platicando con el autor (gracias, Facebook) sobre esta obra, me enteré de que su background literario es bastante interesante. Lo que sabe de las letras y de escribir surgió más de una necesidad de contar historias, más que de una preparación formal en letras. Y eso por supuesto no resta valor a su obra. De hecho, al ser una publicación independiente, creo que tiene un valor agregado. El libro no pretende nada y logra mucho.

Cada relato es un descubrimiento nuevo. Una ventana hacia la infancia, la adultez, la historia de nuestra comunidad, el amor, la familia, los amigos, en fin.

Relato diecisiete (fragmento), pág. 73. Daniel Olmos (2016).

Contiene un temario bastante completo de todo a lo que nos enfrentamos y también de todo lo que viven aquellos que descubren nuestra verdadera identidad en su momento. Y Daniel tiene mucha sensibilidad para mostrarnos la otra cara de la moneda. Algunos de ellos también son mitómanos y se crean realidades para mantenernos a salvo, incluso de sus prejuicios…

 

Y aunque muchos crean que solo somos personas demasiado asustadas, yo también creo que hemos sido muy valientes. La prueba está en que salimos todos los días y nos enfrentamos su mundo y nos adaptamos a sus reglas y pasamos desapercibidos… o no. También hay quien despliega un arco iris cuando camina con paso firme entre un montón de dedos acusadores. El caso es que ya sea en el clóset, o marchando en junio por las calles de México, los mitómanos valientes seguimos haciendo historias para que alguien más las cuente y alguien más las lea.

Así que por favor, no dejen de leer estos relatos y apoyen este noble proyecto.

  • KICHINK
  • LIBRERÍA VOCES EN TINTA
    Niza, 23, col. Juárez
    55 33 71 16 CDMX
    facebook.com/V.enTinta
    vocesentinta.com.mx
  • CALIGRAMA CÓMICS
    Pasaje Zócalo-Pino Suárez
    local 22-B • 55 22 95 08 • CDMX
  • RAINBOWLAND
    Estrasburgo, 31-A • Col. Juárez
    52 07 04 32 • CDMX

Todo mi agradecimiento a Daniel Olmos por la maravillosa charla para realizar esta reseña.