Publicidad

Llegó la hora de seguir haciendo honor a quien honor merece en todo el mundo. En ocasiones anteriores ya lo hemos hecho con África, el Caribe y Asia; y también se las he presentado por categorías como la arquitectura o la industria pornográfica. Hoy es el turno de un país que muchos de ustedes ya conocen, progresista, con tradiciones antiguas pero también hoy muy vanguardista: Francia. Hoy mantiene conflictos sociales y políticos fuertes, pero si por algo se ha caracterizado es por tener en su historia y en su presente personajes homosensuales que han hecho una diferencia en diferentes aspectos. De hecho ya les he hablado de algunos como Pierre et Gilles, Loius XIII o Fredéric Mitterrand, pero hoy quiero que conozcan a unos cuantos más que también son acreedores de una mención, aunque seguro algunos ya les suenan.

Michel Foucault (1924-1984)

FoucaultEste filósofo pudo haber sido uno de los teóricos sociales más relevantes del siglo XX. Sin embargo, su sexualidad lo acercó varias veces al suicidio durante su etapa universitaria. Las propuestas de Foucault sobre el status quo y la justicia social siguen siendo pilares académicos en la actualidad, por tanto, al morir por complicaciones relacionadas con el VIH, el mundo perdió uno de sus más valiosos pensadores.

No me preguntes quién soy y no me pidas que me quede igual. M.F.

Jean Genet (1910-1986)

jean-genetCuando se nace como bastardo de una prostituta, puede que la sociedad no espere mucho de uno, pero este literato superó cualquier expectativa al ser un gran escritor de obras de teatro y novelas como Querelle de Brest (la historia de un joven marinero con tendencias homicidas). Claro que antes de llegar a ser quien fue, vivió en las calles de Europa y se prostituyó, pero claro que eso le sirvió como inspiración para sus textos sobre la cruda realidad, y claro, sobre homosexualidad.

François Ozon (1967-)

François-Ozon-090122VDN872-800x532Aclamado cineasta y guionista conocido por abarcar temas de sexualidad y género en sus piezas, incluyendo bisexualidad, amor gay y relaciones entre padres e hijos. Este artista habla sobre todo tipo de sexualidades, y ha dejado bien claro que no le gustan las etiquetas ni en él ni en otras personas.

QUIZÁ TE INTERESE LEER: TOP 30 FASHIONISTAS HOMOSENSUALES.

Marcel Proust (1871-1922)

Marcel ProustUn CLÁSICO de la literatura mundial. Se enfrentó a un grave problema cuando el poeta gay Jean Lorrain lo sacó del clóset, publicando que Proust se relacionaba “de más” con otro colega, Lucien Daudet. Su texto más famoso, En Busca del Tiempo Perdido, reveló datos escandalosos sobre algunas celebridades de aquella época. Por tanto, parece que esta práctica, tanto entonces como en la actualidad, es más común que encontrarse guapos en España.

El viaje real hacia el descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener nuevos ojos. M.P.

Philippe Duque de Orléans (1640-1701)

12b_02El hermano de Luis XIV, El Rey Sol, fue conocido por su descaro al mostrar su sexualidad. Sin embargo, debido a las obligaciones que traía consigo su título nobiliario, se casó dos veces y tuvo varios hijos. Claro que su sexualidad no le impidió desempeñarse en otros aspectos (como es el caso de la mayoría de nosotros), incluso retando algunos estereotipos. De hecho fue un brillante estratega militar, pero evidentemente, la peluca de Diana Ross nadie se la quitaba.

Andre Gide (1869-1951)

00-37Las obras de este ganador del Nobel de Literatura se caracterizan por su intelectualidad, su estricta disciplina artística y su sensualidad explícita *guiño guiño*. Fue amigo de Oscar Wilde, y aunque se casó, el matrimonio nunca conoció la intimidad por obvias razones. A sus 47 años comenzó una relación con Marc Allégret (de 15 años) que duró más de una década. Sus textos llegan a ser tan libres y sexuales que el Vaticano de hecho los tiene en el Índice de Libros Prohibidos.

Paul Verlaine (1844-1896)

paul-verlaine-7-620x264Poeta líder del simbolismo (corriente relacionada con sueños e ilusiones) que un buen día dejó a su esposa para viajar con el poeta de 17 años Arthur Rimbaud. Esta romántica fuga terminó en escándalo cuando, un año después, Verlaine hirió con un disparo a Rimbaud en una pelea, lo que llevó al primero a prisión un par de años (tiempo durante el cual escribió Canciones Sin Palabras, texto basado en su vida con el poeta). Y aunque murió en medio de la pobreza, el alcohol y las drogas; su trabajo complejo ha servido de inspiración a muchos escritores subsecuentes.

Aquí hay frutos, flores, hojas y ramas, y aquí está mi corazón que late solo por ti. P.V.

Fuente: Mate, 2012.

Y tú ¿qué opinas?