Puedo asegurar sin lugar a dudas que a la gente se le hace más difícil entender que soy gay a entender cómo es mi vida como trans. No falta algún “ingenioso” que me pregunte que si no era más fácil quedarme como mujer si lo que quería era un novio.

"Romeos" es una película sobre un chico trans gay. Lukas (der.) es interpretado por un lindo hombre trans de nombre Rick Okon.

“Romeos” es una película sobre un chico trans gay. Lukas (der.) es interpretado por un lindo hombre trans de nombre Rick Okon.

¿Es tan difícil entender que a un hombre al que le gustan los hombres es homosensual? Lo que hay debajo de mis bóxers es problema mío y no del mundo. Yo ando por la calle y me veo como un hombre cualquiera, tal vez bastante chaparro pero eso en Latinoamérica no es nada peculiar. ¿Se imaginan a un hombre hetero saliendo con alguien con vello facial y que orina de pie? Seguramente nadie le creería que es buga…

En un sentido estricto, soy homoflexible: he salido con varias chicas y a veces veo a alguna que me gusta, pero al paso de los años me he dado cuenta de que me siento más feliz saliendo con hombres. Cuando aún parecía una chica, jamás salí con un chico porque siempre supe que no quería ser la señorita de una relación. Hoy en día, si un hombre hetero se interesara por mí, lo único que recibiría sería un no rotundo y brutal. Sí, tengo genes XX pero son de seXXy… ¡no de mujer!

La siguiente pregunta que me hacen (y que seguramente se están preguntando ustedes, mis queridos homosensuales) es que cómo le voy a gustar a un chico gay si no tengo pene. Desafortunadamente sí hay muchos gays que parece que quieren salir con un pene gigante que camine y hable pero gracias al universo, también existen hombres gays con la inteligencia y el valor suficientes para saber que soy trans y de todas maneras verme como a un hombre común y corriente con el que les gustaría salir.

¡Total! Los rollos en la cama no son un problema una vez que te cae el veinte de la monumental versatilidad que tenemos los hombres trans. Ojo: no a todos los chicos trans les gusta ocupar sus genitales de nacimiento a la hora de tener relaciones, a algunos les causa mucho malestar saber que los tienen. Mi opinión personal es que es mejor disfrutar de todo lo que puede hacer tu cuerpo en lugar de sufrirlo…
¿Quién dijo que el mío es un cuerpo femenino? ¿La sociedad? No gracias, mi cuerpo es masculino sólo por el hecho de ser mío.

Así que date chance. ¿Qué tal si conoces al hombre de tus sueños y resulta que es trans? Somos un mar de posibilidades y por ahí dicen que las personas trans tenemos lo mejor de los dos mundos. ¿Qué tal si averiguas si es cierto o no?