Hola #Homosensuales, qué alegría estar con ustedes una semana más; ya indagamos en puntos sencillos pero medulares que nos pueden hacer más sensuales, combinando seguridad y confianza… Ya sabes qué hacer sino leíste la semana pasada el blog, solo pícale aquí.

Como todos sabemos, conquistar a alguien puede ser todo un arte, un juego de estrategia donde la mayoría de las veces no medimos consecuencias. Y es que… ¿Cómo pensar en consecuencias? Si solamente podemos pensar en estar a lado de nuestro crush.

Piensa en la conquista como una cacería, donde existe un cazador y un cazado, y hay que tirar a matar.

Aquí te dejo unos tips que quizá te sirvan la próxima vez que alguien te traiga cacheteando las banquetas.

La telaraña

Es el medio en el que te desarrollas, tu entorno, y todas aquellas herramientas con las que cuentas para que ese alguien especial te vea con ojos de interés, y no sólo como un hijo o hija de vecino más, explota tu potencial, sácate todo el jugo posible, no hijos míos no se tiren al sol hasta sudar como puercos… Simplemente siéntete seguro, si ya conoces a la víctima, digo… A tu Romeo o tu Julieta no pierdes nada con acercarte y empezar a hablar con él o ella, si no lo conoces pero tienes al amigo o amiga cercana que pueden ayudarte, no dudes en hacer uso de dicha amistad.

Busca aquellos puntos en común; que harán tu camino menos empedrado, si de plano estás en zona muerta (peor que después de ataque nuclear) y desconoces todo de su persona, nada pierdes con lanzar la primera piedra, lo peor que puedes sacar de ello, es un ‘no gracias’ y eso es más de lo que tenias al principio.

Solamente te pido que recuerdes que si fracasas sonrías, podrá ser raro y quizá incomodo, pero lo intentaste y no hay peor lucha que la que no se hace, ya diste el primer paso, ¿Y ahora? Puedes jugar un rol en todo esto podrás ser araña o mosca, ahora te explico a que me refiero.

Araña

Puedes ser el cazador, el o la que lleve el sartén por el mango, solo ten cuidado, no hagas aquello que no quieres que te hagan, ser araña implica demasiada responsabilidad. Si decides serlo, comprométete a ser honesto, transparente y leal, sé que a veces es difícil romper tus barreras sin embargo acuérdate: ‘El que no arriesga no gana’ no intentes manipular todo a tu favor, ceder el control quizá pueda costarte trabajo, pero solo toma en cuenta que a quien tienes frente a ti es otro ser humano, por favor analiza de manera consciente si eres capaz o no de dar tu tiempo, ceder un poco de tu espacio, y sobre todo si estás dispuesto a que otra persona conozca más de ti.

Si la respuesta es un rotundo NO, dilo y dale la oportunidad a alguien más. El interés y afecto por las personas no llegan por generación espontánea, y tampoco se pueden sembrar como plantitas de frijol, por ello sino existe un compromiso de querer dar tu brazo a torcer se trasparente y admite que no es tu momento, quizá a tu contraparte no le agraden tus argumentos, pero seamos sinceros la idea de que cambien tus sentimientos es muy, pero muy remota, y si crees en el karma es mejor llevarse las cosas con calma, la franqueza siempre es mejor recibida pequeños saltamontes.

 Mosca

Si eres la mayor parte del tiempo quien cede, o la persona más empatica dentro de tus relaciones, no te azotes contra los vidrios, esto no te convierte en una persona agachona o débil, mereces mención aparte.

En la actualidad cada vez menos personas son capaces de entender a terceros, solo te pido que antes de ceder o decir si como borrego, tomes en cuenta dos puntos de suma importancia:

¿Cedes porque es lo mejor para ambos? ¿o lo haces solo por ver esa expresión de felicidad en tu ser amado?

Si tu respuesta fue la segunda, recapacita… En una relación jamás la felicidad de una de las partes es de mayor importancia sobre la otra, de ahí nace el término PAREJA (trato equitativo e igualitario).

Busca desde tu trinchera la mediación a través del diálogo y el consenso, toma en cuenta que nadie merece estar en una relación en donde no puede ser escuchado y tomado en cuenta, analiza qué tan prudente es decir si, o… está bien amor, tienes ideas propias que no deben ser pasadas por alto, no importa cuánto amor o interés puedas tener por alguien, tu principal interés debe ser tu bienestar personal.

En una relación, tu autoestima y autoconocimiento podrán marcarte la pauta para decir BASTA de ser necesario y salir volando antes de quedar sin salida. Si no sabes cómo hacerle, no dudes en pedir ayuda.

Mis pequeños #Homosensuales, los roles de una relación pueden ser muy variados, y debes de entender que no existen reglas en el amor, esa idea del amor perfecto y rosa si existe, pero no es la misma para todos, deja de estar casado con estereotipos y vive tus relaciones en base a la comunicación, el respeto y la confianza.

El modelo de relación a seguir lo definirán ambos, no permitas que alguien más decida por ti.

Y por último, recuerda que antes de elegir qué modelo de relación es el mejor para ti, lo primordial es siempre recordar que te debes respeto y amor propio, y que nadie por ninguna razón puede pasar por encima de ti… Decidas lo que decidas, se feliz con ello, y recuerda:

LO QUE ES NORMAL PARA UNA ARAÑA, SERÁ SIEMPRE UNA CALAMIDAD PARA LA MOSCA

Nos leemos en una semana.