voguing
voguing

Mis queridos #Homosensuales, hoy les quiero hablar, más que de un estilo de baile, de un estilo de vida: el Voguing. Yo sé muy bien que muchos de los homosensuales vivimos para la industria de la moda, el espectáculo y el drama; por lo mismo simplemente no pude resistirme a dedicarle unas palabras a este estilo. Madonna, las Drag Queens y la revista, todas tienen algo en común que muchos de nosotros disfrutamos bastante ya desde hace varias décadas. Pero veamos qué fue primero, si el huevo o el cisne (yo no hablo de aves de corral corazones).

Captura de pantalla 2014-07-04 a la(s) 16.38.14

Primero lo primero: el Voguing es un estilo de baile que nace en Harlem (Nueva York) en los 80s, en los salones de baile de los grupos sociales segregados: los negros, los latinos, las Drag Queens y los #LGBTTTIQ. Este estilo consiste en una serie de pasos interpretados de tal forma que imitan las poses de los modelos de las revistas de modas, particularmente #Vogue, posiciones que van cambiando al ritmo de la música. Incluso hay un estilo excesivamente femenino, adoptado especial(mas no exclusiva)mente por las Drag Queens. Tiene influencias del ballet y del jazz, y a su vez influenció posteriormente a ritmos como el pop, el techno y el hip-hop.
Para bailarlo, además de MUUUUUCHA flexibilidad, se debe interpretar siempre dramáticamente (nunca se es demasiado exagerado cuando se trata del Voguing). Es tanto una actitud de estilo como un estilo de actitud. Existen diversas técnicas para interpretarlo:

Bridgestone Super Bowl XLVI Halftime Show-El trabajo de manos, muñecas y brazos que juegan tan sincronizados como los ojos al parpadear.

-Giros histriónicos que más que al jazz, recuerdan una pista de hielo.

-Caídas, porque hasta para caer se necesita gracia.

-Caminado, justo como en la pasarela del Victoria’s Secret Fashion Show.

-Trabajo de piso, que sirve de plataforma para torcerse y posar como Catwoman.

El documental Paris is Burning (ampliamente recomendado si son #FansFromHell de RuPaul) explica perfectamente el nacimiento de este estilo de baile: las minorías de la ciudad más popular del mundo se reunían en clubes nocturnos llamados “casas”, con el pseudónimo de su fundador, usualmente adoptando el apellido de algún diseñador de renombre internacional como Saint Laurent, McQueen, Revlon o Escada (les suena #HausOfGaga?). Por ejemplo, si yo perteneciera a la House of Blahnik (porque amo los zapatos), adoptaría el nombre de Sebastián Blahnik (amo cómo suena). Todo esto con la finalidad de ser ellos mismos, expresar sus verdaderas personalidades sin miedos, y manifestarse en contra de las normas sociales a través del baile.

Willi NinjaPara Voguear se debe tener una excelente memoria para exhibir un amplio repertorio de pasos, perdón, de poses, se debe ser fiero y sobre todo muy seguro, casi arrogante. Esto porque, en y entre estos clubes, había verdaderos torneos y duelos. Primero nació el “Reading“, el acto de “leer” a tu oponente, es decir, insultarlo de una forma creativa, casi como se hace con los albures en México, ya que se requiere una mente ágil. Luego fue el “Shade” (sombra), que se refiere a opacar a tu oponente, hacerle sombra y robarse su brillo. Se trataba de insultarlo pero con lenguaje corporal y con actitud, haciéndolo sentir menos y humillado. Finalmente se incorporó la música con el “Voguing“, que es enfrentarse a alguien que no te agradaba en una lucha de insultos, pero bailando.

Los gestos de las manos podían ser ofensas reales, y no hablo de levantar el dedo que todos pensamos. Por ejemplo, si alguien simulaba como mimo tener maquillaje en la mano, comenzaba a aplicárselo, luego formaba un espejo con las manos, y se lo mostraba a su oponente, significaba que el oponente necesitaba maquillarse por ser horrible. Quien mostrara los mejores pasos y variedad ganaba el duelo, obligando a su oponente a retirarse a las sombras del lugar.

Como el resto de los estilos de baile como el reggaetón, el tango o la cumbia, éste se popularizó cuando las clases medias y altas lo conocieron y adoptaron gracias a pioneros que se encargaron de que el mundo escuchara del Voguing, como su padre, Willi Ninja. En este caso, gracias a la canción y el video de nuestra muy querida Madge, que hace un verdadero homenaje al Voguing. Incluso en su videoclip aparecen varias personalidades de los clubes de ese tiempo.

Gaga_TelephoneMucho ha pasado desde entonces. El estilo ha evolucionado, Nueva York ya no es la única ciudad con estos torneos. Clubes a lo largo y ancho de los Estados Unidos y en otros continentes ya han dado igualmente la bienvenida a este estilo. Lady Gaga, Beyoncé, Britney Spears, Lil Mama y hasta el mismo Michael Jackson lo llegaron a incorporar en sus coreografías. Y hoy en México un lugar que les recomiendo para experimentar algo similar (guardando las proporciones de glamour): el club Patrick Miller, un lugar muy de la Colonia Roma, alternativo, barato y algo trashy, pero #HipsterTrashy, no #ChacalTrashy.

Homosensuales, #StrikeAPose que haga a la misma Anna Wintour sentirse que se viene… corriendo a su ciudad para ponerlos en la portada. Este es un verdadero clásico que nunca pasará de moda (a diferencia de la bachata #FingersCrossed), ni en las pistas de baile ni en nuestros corazoncitos homosensuales. Nadie puede negar la emoción que sentimos cuando escuchamos el primer chasquido de la canción de la reina del pop, ni podemos evitar posar como Beckford, Alphonso o Gandy, y a veces hasta como Campbell, Rocha o Klum.

vm1

Y tú ¿qué opinas?