Pues existen otras opciones de ligue que puedes practicar

Últimamente he escuchado que muchos amigos y conocidos me dicen que ya no les gusta abrir las apps de ligue tanto como antes, pues se encuentran siempre a la misma gente o con quienes platican no llegan a conocerse o a concretar nada, en otras palabras, son calientaw3ß0$

Además, muchos pensamos que ese romanticismo que implica invitarle una copa a un desconocido en el antro, ya nadie lo hace, y era una muy buena forma de ligar, especialmente si eres un poco tímido como para llegar y hablarle de frente o querías “tantear el terreno” antes de aventar toda la caballería.

Ahora que lo pienso, ese es un buen tip, quizás retomarlo pueda funcionarte, uno nunca sabe y quiero pensar que no soy el único que lo extraña y lo valoraría, ¿no?

Otra forma de ligar “en vivo” es poner mucha atención en la gente que conoces a diario, nunca sabes dónde o cuándo te puedes topar en un café o una tienda con algún guapo que podría interesarte y viceversa, así que levanta las antenitas y ponte atento a lo que la vida te presenta.

Hay señales que pueden no ser tan claras, pero están ahí, así que, si el del café te pone una sonrisa junto a tu nombre en el vaso o es especialmente amable en el trato, esas son señales de un posible interés.

También puedes empezar a decir que sí cuando tus amigas te dicen que te van a presentar a alguien que creen que sería ideal para ti, yo sé que eso a veces puede resultar en un fiasco de cita, pero nunca lo sabrás sino lo intentas; eso sí, solo confía en aquellas amigas que sabes que te conocen bien y saben tus gustos, porque, aceptémoslo, no siempre le atinan.

Cambiar un poco de aires, ir a un café diferente, hacer ejercicio en otra sucursal de tu gym, correr en otro parque, ir al cine en un complejo distinto, todas esas cosas pueden ayudarte a encontrar y hasta conocer gente distinta, ver caras nuevas y quizás encontrar a alguien especial, lo único que tienes que hacer es, como dije antes, parar las antenas y ponerte en alerta para identificarlo.

Ya si todo esto no funciona y quieres tomar medidas más extremas, puedes aplicar esta modalidad llamada Speed Dating, ya hay algunos grupos aquí en México que organizan reuniones de este tipo en donde los asistentes tienen citas rápidas, de 5 o 10 minutos con otros asistentes y van cambiando al sonido de un timbre.

Tienes que llenar una serie de requisitos como ser mayor de edad, ser LGBT, obviamente ser soltero, vivir en la ciudad en dónde sea la reunión y por supuesto pagar tu correspondiente membresía. De la seguridad se encargan ellos mismos, pues antes de empezar a tener citas pasas por un proceso de corroboración de datos.

Esta puede ser una experiencia diferente también, no es algo que creo que todo el mundo se animaría a hacer, pero se trata de probar cosas diferentes, ¿no?

Yo encontré un club llamado ClubEx, pero seguramente por ahí hay otras opciones que puedes explorar, siempre teniendo mucho cuidado de a quien la proporcionas tus datos personales, acuérdate que la seguridad es lo primero y tu mismo tienes que procurar la tuva.

Así que ya lo sabes, a tratar cosas diferentes, divertirse y disfrutar de la vida.

Nos leemos la próxima