¿La comunidad LGBTTTI, está realmente acabando con la familia? 

Familias Diversas, como respuesta a todo.  Familias Tradicionales, sí, estamos acabando con aquello y enhorabuena. En más sencillo de lo que les parece a los grupos radicales de Familias Tradicionales y “Conservadores”. La familia es dónde está el amor incondicional, dónde se ama con libertad, dónde existe el respeto absoluto. Es tonto pensar que esto sea exclusivo para familias heteronormadas y aún con la idea vieja de que sólo sea así, nos hemos pasado por alto semejantes barbaridades y hemos comenzado a formar (Esta vez con orgullo) nuestras familias diversas. Cosa que no a afectado otra cosa, que no sea al berrinche de la sociedad ignorante, al notar como el modelo de familia “normal” se desmorona.

¿De quién es responsabilidad hablar sobre las familia diversas? 

Las muestras de amor entre personas LGBTTTI en público, han sido satanizadas a niveles estratosféricos. Aluden a que  los niños no deberían de presenciar tan repugnante acto.  ¿Pero les están hablan a sus hijos sobre familias diversas? Las muestras de violencia para con nuestras públicas formas de amar, son precisamente el resultado de la poca comunicación que incluso en familias aliadas falta. El miedo de hablar de estos temas nos ha rebasado, ha evitado que podamos frenar terribles situaciones en las que los niños son testigos de homofobia, odio y demás. Guste o no, hay que hablar de la diversidad, es una realidad.

Los niños LGBTTTI nos necesitan.

Si hay que salvar a los niños de algo, eso sería del odio. Nosotros los desvergonzados y antinaturales, estamos avergonzados de la educación basada en ignorancia que quieren seguir proporcionando a las generaciones futuras. Hay que tener sólo una neurona para saber que todos los adultos que nos ocupamos de “Homosexualizar” la tierra, fuimos niños también, para saber que quienes aún sufrimos discriminación y exclusión alguna vez lo pasamos también siendo pequeños, niños que no entendían lo que sucedía, que se sentían defectuosos, que creyeron jamás poder encajar y ser felices al mismo tiempo. Si quieren ayudar a que “nuestros niños” sean felices, habrá que comenzar por respetar todo tipo de felicidad existente.

¿Estamos subestimando a los niños? 

Habrá cientos de teorías en las que se dice demostrar que el que los niños crezcan viendo conductas Homosexuales o bien “torcidas”, hará que lo tomen como único referente para la construcción de sus vidas. Porque evidentemente “nuestros niños” son “tontos” y no les da para más, no les da para identificar que la diversidad no obliga a nadie, sino todo lo contrario, que la diversidad es la prueba de amor más grande y esto no sólo incluye a nuestras letras LGBTTTI, hablamos también de diversidad cultural, racial y de pensamiento en general. ¿Se imaginan cuantas guerras se evitarían enseñando a respetar e incluir por completo? Los niños sí son el futuro. ¿Qué clase de futuro construirán  con bases tan arcaicas?

¿Qué opinas?