Homosensuales hermosos, esta vez me dispongo a hablarles a ambos lados de la moneda. Tanto a quienes están hartos de tener que aplicar el nefasto Ghosting, como de quién lo padece y se ve envuelto en un acto de magia en el que jamás vuelves a ver, ni saber de la otra persona.

Si algunx de ustedes no sabe exactamente lo que es Ghosting, los invito a leer el post  de Daniel Infame, blogger homosensual, en el que se explica perfectamente “El arte de desaparecer sin decir adíos”.

Ahora bien;

No hagas Ghosting, nunca. Sí, es más fácil. Esta clase de actos desalmados constan de un reto intelectual demasiado superfluo, rozando lo corriente. ¿Porqué? ¿Acaso no nos enseñaron valores básicos? Las personas que nos rodean tienen exactamente el mismo valor que das para contigo, así que si de entrada tu solución es desaparecer sin más… fíjate bien la condición humana que estás adoptando. Y siempre será trillado el lema “Como trates serás tratado” pero por supuesto que es una realidad y lo es aún, sin entrar en conceptos como Kharma, Justicia divina o cualquier otra “barbaria” que hace completamente sentido al recopilar experiencias en las que te rompen irremediablemente el corazón y te la pasas preguntando ¿Qué hice yo para merecer esto? 

Clase, hay que tener clase hasta para decir adiós, para ignorar, para echar de frente un “No me interesas” “Aburres” “Estorbas” “Me haces daño”. Se requiere de bastante valor de hecho, y  no todos logran hacerlo de manera sutil, original y mucho menos sana.

Es importante que sepas que de verdad no le importas.

No hay manera menos dolorosa de quitarte una bandita y dejar expuesta la herida, sana sí:

  • No asumas que si dejas de enviar ciertos emojis o dejas de pronto de hablar dulce, la otra persona en automático entenderá
  • Sumar, suma; jamás resta. No importa cuanto decores la situación cada que le cancelas, o cuan asombrosos sean los pretextos de tu ausencia, ni siquiera lo difícil que haces parecer tu vida en redes. Vas a sacar a alguien de tu vida, alguien que regularmente no tiene el deseo de ser desplazado y cuando finalmente pasa, la otra persona recapitulará cada una de tus acciones para eventualmente darse cuenta que todo aquello sólo fue un acto. Le acabas de regalar mínimo un mes de sufrir con canciones de dolor, y encima le darás escenarios para repetir una y otra vez en su cabeza. Buscará errores, se cuestionará. Y sí jodiste más.
  • Si un día te despiertas con la sensación de no querer volver a saber de esa persona en la vida, te comprendo completamente. Es de sabios cambiar de opinión, pero sí ya te decidiste hazlo al momento y debes estar plenamente seguro. Porque eso de hacer Ghosting y luego andar deambulando por dónde está la persona en cuestión, como fantasma en sábana de malas de películas de terror es de pésimo gusto. En conclusión, sí ya te fuiste y dijiste adiós como persona civilizada ¡Vete de una vez!

Después de haber creado un poco de conciencia a los autores de diversos tipos de Ghosting sigue; ¿Qué hacer sí ya te hicieron Ghosting?

Sencillo;

Ya te canceló cientos de veces, de pronto trabaja 24hrs y sólo Dios sabe qué clase de trabajo es es ése, no te contesta, es más ya ni siquiera eres digno de un “Visto”, quizás utilizó crueldad y te lo dice por mensaje para en seguida bloquearte. O peor aún sólo te bloqueó. ¿Qué clase de placer les produce aquello? No lo sé, pero sí sé lo que no tienes qué hacer:

  • No esperes una explicación. Si de entrada no quisieron darte una razón, no va a cambiar de decisión sólo porque de pronto se te ocurrió preguntar.
  • Si no te bloqueó de todas sus redes, hazte un favor y no seas un/a stalker. Tú bloquea todo de tu vida y olvídate su “@” en Twitter y todo lo que esto conlleva. Quizás no es del todo maduro bloquear, porque no lo es. Pero sí reconoces que tu fuerza de voluntad en esos aspectos es nula, no parece tan mala idea. Ya olvídate, que el/ella ya te dejó atrás.
  • El ocio hace a la gente cambiar. ¡Who! Un milagro, de pronto se dio cuenta que cometió un error y te manda un mensaje, puede ser desde un “Hola!” hasta un pergamino milenario. Hay dos posibles formas de reaccionar; y ninguna es la correcta.

  1. Le describes cómo va a ser de miserable su vida por ser un asco de persona, liberas todo tu odio, le cuentas cómo será su vida en el infierno, etc.
  2. No contestas, pero en seguida estás en su casa perdonando su falta, porque claro, somos humanos… cometemos errores. Y además es adorable y no puedes vivir sin el/ella. Van a superar esto juntxs. (¡No!)

¿Que porque el ocio hace a la gente cambiar? ¿Qué no es obvio? Recordemos que quién practica el Ghosting, carece de valores, respeto y coraje (¡Pero tú no!), evidentemente tuvo un día aburrido y le pareció que jugar con tu cariño le divertiría. Sí, hay gente que se aburre y hace eso y es horrible pero pasa.

No insultes, no quieres ser esa clase de persona. No ganas nada y créeme, correr a los brazos de un “amor” violento a la larga te regresará al punto inicial, probablemente más rápido de lo que te imaginas. No vale la pena perder la dignidad por dos o tres días de migajas de supuesto “cariño”, o lo que sea que ellxs piensen que es.

¿Ubican el concepto “comunicación? Sirve mucho, de hecho no sería mala idea que la usaran para evitar tanto drama. Les juro será mucho más fácil y nadie sale tan herido. 

¿Qué opinas?