No todo es glamour y maquillaje para las estrellas internacionales del drag.

Violet Chachki ganó la séptima temporada RuPaul’s Drag Race con su profesionalismos, looks producidos y una diminuta cintura que dejó con la boca abierta a la mismísima Ariana Grande. A sus 24 años ella ya se ha presentado en ciudades de todo el mundo. Durante su gira latinoamericana visitó Chile en dos eventos masivos organizados por Fiestas Honey.

¿Cómo verá ella el mundo gay actual?

El protagonista de la webserie #Mamones, Francesc Morales , aprovechó la instancia para conversar con ella sobre el tema. Ella cree que hoy hay más jóvenes haciendo drag porque “es liberador, es punk. Especialmente ahora cuando es más importante que nunca ser visible”. Ella destacó que el drag ayuda a generar una comunidad, en donde los jóvenes se juntan a arreglarse juntas, sacarse fotos y también hacer arte. Sobre lo político del drag, Violet contó que cree que “hacer drag es suficientemente político ya que no todos pueden estar frente a una protesta o marcha”. Ella cree que las mujeres no hacen tanto drag porque están enfocadas en luchar por sus derechos.

“Es difícil ser femenino. Es difícil ser mujer sin importar con que género naciste o representas”
Violet.

Para ella es muy político deshacerse del privilegio masculino con el nació y convertirse en algo entremedio. Finalmente Violet criticó a los homosexuales que discriminan a los gays afeminados. Le da tristeza, al punto que cuenta que muchos fanáticos de RuPaul’s Drag Race aplauden a las concursantes del programa en el escenario pero al bajar de él no las respetan. A ella siempre le dijeron que debía ser más masculino, es algo que a todos nos han dicho desde siempre y que inconscientemente vemos como “el objetivo”.

Violet se siente valiente y segura, sabe que su vida ahora implica vivir en un mundo hostil pero es su aporte por la comunidad LGBT.

¿Qué opinas?