Cuando te enamoras sientes como si no fueras tú quien guiara tu mente y cuerpo, vamos como zombies por la vida. No entiendes razón alguna, sólo sabes que eres la más feliz con ella y que podrías ir por ahí de su mano sin importar nada.

Y es un efecto normal al estar enamorada pero en desafortunados casos, la otra persona puede llegar a aprovecharse. Y tú puedes llegar a hacer cosas de las que nunca te creíste capaz.

¡Si vas a ser zombie, no comas tu cerebro!

Quiero pensar que no es necesario que les recuerde esto, pero si hay que “jalar orejas” para que no las lastimen, lo haré de nuevo. Nadie que te ame condicionará tu amor jamás, por el contrario dejarán que actues a voluntad propia. Después de todo ellas se enamoraron de ti, justo como eres (En teoría).

Estas personitas que se aprovechan de la situación usando el chantaje y tu cariño en contra tuya, vienen en diferentes presentaciones:

Novia posesiva

screen-shot-2014-08-22-at-5-04-33-pm“Compartirte” con alguien es su peor pesadilla, puede usar los tonos más suaves y tiernos para demandarte más tiempo y más atención. Ya no puedes tener un fin de semana para ti, porque es probable que diga cosas como “Si fueran tus amigos, seguro que sí saldrías” haciéndote sentir culpable por una suposición suya.

Y por supuesto que pongo entre comillas “Compartir” porque no somos objetos. Por lo tanto no pertenecemos a nadie. Eso es seguro.

Amor condicionado

No sé quién les dijo a estas niñas que todo lo que ven lo pueden comprar, que les pertenece y que encima crean que también pueden hacerlo con las personas. Chantajistas por excelencia, haciéndote hasta favores que no les pediste, para así hacerte sentir en deuda con ellas.

Se convierten en tu “heroína personal” y ellas mismas se cuelgan las medallas.

De por sí es incómodo que quieran resolver tu vida, que te cobren por ello lo empeora. Creo que ni tu mamá te ayudaría tanto.

Novia controladora

Cuando imagino a estas chicas, pienso que su meta en la vida sería tener organizado en carpetas los horarios de tus clases, contraseñas de tus redes, firmas de entrada y salida de tu casa.

ONE BIG HAPPY -- Pilot -- Pictured: (l-r) Elisha Cuthbert as Lizzy, Kelly Brook as Prudence -- (Photo by: Eric McCandless/NBC/NBCU Photo Bank via Getty Images)

Se supone que nos aman, entonces ¿Porqué nos asfixian?

Y si piensan que soy exagerada, se sorprenderían de lo cercano que está a la realidad. Se escudan en su inseguridad para exigir que les muestres hasta el más mínimo detalle de tu vida, y si no lo haces… ¡Sí! Llega el chantaje.

Automáticamente te conviertes en la causa de sus tristezas y miedos.

Cuando llega el fin

No hay comedia más trágica en el mundo que la que ella estará montando en su mente.

No hay comedia más trágica en el mundo que la que ella estará montando en su mente.

Tratará de hacerte sentir la basura del mundo, de pronto tendrá una enfermedad mortal. Y por supuesto que amenazará con quitarse la vida. En pocas palabras, sólo no usará el típico chantaje de “estoy embarazada” porque pues … No.

¡Quitarse la vida! En esta parte debes tener en cuenta algo muy importante: Ceder a un chantaje como éste resulta ser muy común, pues al final del día es su vida la que pone en juego. Es un tema muy delicado, pero no deja de ser chantaje, y alguien que te quiere no jugaría con algo tan serio.

El mejor consejo que te puedo dar, es que seas fiel a ti misma desde un principio y para siempre. Estoy segura que te evitarás muchos malos ratos.

¡Suerte!