¿Y la novia, sobrino?
Publicidad

 

Casi llegamos a esa fecha en la cual todos cenamos, cantamos, bailamos, nos damos regalos y evadimos a la tía preguntona y su: ¿Y la novia, sobrino?

¡Hola, #Homosensuales! Espero que estén muy bien, yo estoy muy feliz por dos cosas:

1. Estoy escribiendo para ustedes de nuevo.

2. ¡Estamos en Diciembre! Mi segunda época favorita en el año.

¡Ya casi es navidad!

Lo cual me pone de muy buen humor y me da muchas ideas para escribir, por eso es que pensé en esto llamado: ‘Cena de navidad’ que constará de cosas que sucedan en ese día, antes, durante o después de la cena, así que si tienen recomendaciones, mándenme un tweet a: @UnTalJorgeC y escribiré sobre ellas.

Hoy voy a tocar un tema que seguramente a todos nos ha pasado y al principio nadie sabe qué responder…

La tía que o está muy sobria o muy borracha y siempre pregunta: ¿Y la novia, sobrino?

Ahora, se que parece una pregunta fácil de contestar, pero para algunas personas puede ser un verdadero crucigrama. Imaginemos esto: Vas entrando con el suéter navideño más bonito que tienes, una bufanda que combina perfectamente con tu pantalón y zapatos nuevos, traes regalos para todo el mundo y saludas con gozo, una amplia sonrisa y con uno que otro chiste…

¿Y la novia, sobrino?
¿Y la novia, sobrino?

De pronto y sin decir nada, alguien te toma por la espalda, te saluda con fervor y saca una plática que parece ser amena, hasta que te agarra desprevenido, cuando te ve en tu momento más vulnerable, ahí es cuando saca la pregunta y tú, empiezas a pensar en la respuesta…

‘Es que estoy muy joven’, ‘La dejé en la casa’, ‘No, ahora no vino’, ‘Me estoy concentrando en la escuela’ fueron algunas respuestas que yo di cuando me hacían esa pregunta.

Muchas veces estas preguntas derivan a otras situaciones incómodas, como son los comentarios que también hacen: ‘Mi vecina está muy bonita y le he contado mucho de ti’, ‘Te voy a presentar a una amiguita bien cotorra de tu prima’, etc.

Claro que a veces las respuestas no funcionan para todxs, algunas personas prefieren evitar la pregunta, otras se inventan novias y me ha tocado ver un par (Caso de la vida real *Lo demanda Silvia Pinal*) que incluso han llevado amigas para que se hagan pasar por sus novias.

beetlejuiceSe que en estos casos lo primero que se me viene a la mente es lanzarle un cierre a la boca (Muy al estilo Beetlejuice) para que deje de preguntar tanta cosa, es como cuando imaginas que estás en una playa con Murray Swanby bebiendo, bailando, cogi… ¡CONTINUANDO CON EL TEMA!

Inhala paz, exhala amor. PACIENCIA.

No le estrelles la botella de vino en la cabeza, no le contestes de forma grosera ni sarcástica, comprende que no todas las personas están enteradas de tu vida.

El consejo que yo puedo darles para lidiar con esta situación, chavxs, es que sean honestxs, no les digo que salgan del clóset en navidad, ni que lleven a su novix sin avisar, eso no. Lo que les trato de decir que que en lugar de inventarse mil pretextos, llevar a un/a amigx diferente cada año o inventar un/a cada comida familiar, mejor digan: ‘No tengo’, decir que la novia se llama Juan o algo así.

En fin, esa fue la primer entrega de ‘Cena de navidad’ recuerden mandarme tweets @UnTalJorgeC con los temas que quieren leer y con todo gusto escribo de ellos. Me despido mandándoles un abrazo enorme y un beso igual de grande.  ¡HASTA LA PRÓXIMA!

Les dejo una canción para que el espíritu navideño vaya entrando.

Y tú ¿qué opinas?