Hacer activismo es romper estereotipos y muchas veces lo hacemos sin darnos cuenta de ello. El sólo ir de la mano con tu pareja, siendo LGBT, es un acto de visibilidad de gran impacto, puesto que nuestra seguridad depende de nuestra geografía. 

Publicidad

Aunque hemos ganado aceptación en medios y en espacios públicos en las ciudades, es una realidad que fuera de las grandes metrópolis la situación no sólo es lenta, sino peligrosa. Nunca es sabio empujar a que gente en situación de vulnerabilidad, en especial gente joven, salga del clóset. Este proceso debe vivirse al ritmo que cada quien paute.

De igual manera, como bien lo expresa Sabdyel en su blog “En el Pueblo No Se Habla de lo LGBT+”, no podemos pretender que los avances en derechos o en la apertura en medios sea permeable para todos los rincones de nuestro país, ni podemos esperar a que las campañas centralizadas en las grandes ciudades tengan un efecto inmediato en los demás estados.

Sin embargo, para aquellas personas que estamos ya del otro lado del armario, y que está dentro de nuestras posibilidades sociales hacer algo, existen muchas acciones que día a día podemos llevar a cabo, aprovechando los espacios seguros presenciales y cibernéticos a nuestro alcance. Aquí unas cinco ideas:

Busca ONGs, grupos de apoyo locales

Un problema grande en el activismo LGBT es la poca o mala comunicación de lo que hacemos. A veces es difícil dar con las organizaciones de sociedad civil y colectivos fuera de las grandes ciudades, aunque también es una estrategia consiente de no llamar mucha la atención para evitar ser el objeto de posible acoso. Como sea el caso, las ONGs y colectivos no dejan de necesitar manos y apoyos, tanto económicos como en especie, para continuar sus actividades. En México debemos fortalecer la cultura del voluntariado y la mejor manera de empezar es viendo qué puedes hacer para ayudar localmente.

Aquí te dejamos una lista de ONG’s  a las que puedes unirte

Apoya eventos culturales y académicos LGBT 

Otro gran problema para quienes llevamos a cabo eventos culturales y académicos es la convocatoria del público general. Muchas veces terminamos “predicándole al coro”, a las mismas personas y a nosotros mismos. Entre la poca/mala comunicación y la apatía de la gente, incluyendo a muchos en la comunidad LGBT, de involucrarse en este tipo de actividades, no es sorpresa que hayan pocos eventos mes con mes. Busca la agenda cultural y académica de los museos e institutos educativos y gubernamentales, y si ves que hay pocos eventos alrededor de la diversidad sexual, propón ideas a las ONGs y colectivos locales para vincularse con estos espacios para aprovecharlos, pero sobre todo, asiste y lleva a esos amigos bugas y familiares que creas que les pueda interesar.

Asiste a las Marchas del Orgullo

Para estos eventos muchos tendemos a migrar a las grandes ciudades, pero dónde se necesita mostrar este músculo es en los lugares menos visibles. Busca cuándo en tu ciudad o en la capital de tu estado se llevan a cabo las marchas. A veces hay más de una y no todas son en Junio.


Comparte información oportuna y veraz

Tal vez uno de nuestros más grandes retos como comunidad es la desinformación. En la era digital, a pesar de tenerlo todo al alcance, desafortunadamente eso también incluye a la información desacreditada, difamadora y propagandista (y espera a que comience la temporada electoral rumbo a 2018). A veces, en el afán de denunciar información falsa, hay quienes comparten publicaciones de otras personas, comentando lo dañino de esa publicación. No lo hagas, ya que sólo están haciendo que esa información se propague de manera más rápida. Mejor reporta esas publicaciones y busca contrarrestar esa mala información con información de fuentes confiables. También, cada vez que veas noticias de crímenes de odio o temas similares, verifica que los medios que ustedes lean y compartan traten la nota de manera digna a las personas implicadas, de otro modo sólo les damos incentivos a seguir haciendo reportaje amarillista que perpetúa estigmas. Otra acción positiva en medio de tanta violencia es compartir información oportuna para quienes necesiten ayuda, como grupos de apoyo y centros de salud (en It Gets Better México tenemos un directorio de ONGs en varias partes del país que pueden ayudar. Si eres una ONG o colectivo y quieres registrarte en nuestro directorio, haz click aquí).

Conoce a tus legisladores y cabezas de gobierno, y sus propuestas 

Esto es básico como ciudadano, pero es de terror ver que mucha gente no conoce a sus legisladores locales o federales, y mucho menos a sus gobernantes municipales o estatales. La agenda de grupos de odio, como el Frente Nazional por la Familia, se mueve por lo general de manera muy sigilosa y de bajo perfil, por lo que no podemos darnos el lujo de bajar la guardia, incluso en aquellas entidades en donde hayamos tenido logros. Ojalá hubiera una app que nos simplificara la búsqueda con todo y los récords de votación de iniciativas legislativas y propuestas (la hubo pero dejaron de darle mantenimiento), pero no es algo que una búsqueda en Google que no solucione. Involúcrate, participa y apoya a las ONGs LGBT o pro-LGBT que se enfocan en políticas públicas.

Todo suma. 

Y tú ¿qué opinas?